MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES

Llevar a cabo un mantenimiento preventivo de las instalaciones es altamente recomendable, e incluso, obligatorio en algunos casos. El mantenimiento preventivo supone múltiples ventajas:

  • Ahorro económico en comparación al mantenimiento correctivo. Una avería improvisada puede representar un gran coste, en comparación al que representa seguir un mantenimiento preventivo.
  • Aumento de la vida útil de los equipos. Está comprobado que los equipos que siguen un correcto mantenimiento tienen mayor vida útil, lo cual se traduce en ahorro económico para el usuario.
  • Aumento de la eficiencia del equipo. Los equipos bien mantenidos trabajan mejor que los equipos en malas condiciones. Eso se traduce en un ahorro energético, y consecuentemente, en un ahorro económico.
  • Seguridad. Existen averías que pueden representar un peligro para las personas. Seguir un mantenimiento hace que estas posibles averías se puedan detectar y corregir.
  • Se evitan paradas no planeadas. El tener un mantenimiento contratado hace que los equipos estén siempre disponibles cuando se necesitan, ya que se programa una revisión para su posterior uso, con lo cual siempre que se necesitan estos equipos, están operativos.

Deja de gastar dinero en reparaciones, y ten siempre tus equipos funcionando al máximo rendimiento cuando los necesites.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top